Contraindicaciones de la depilación láser

Para la mayoría de la gente la depilación láser es un procedimiento seguro y efectivo pero existen una serie de contraindicaciones que deben ser tenidas en cuenta antes de decidir someternos a un tratamiento de este tipo. Algunas de nuestras condiciones deben ser estudiadas previamente para reducir el riesgo de efectos secundarios y decidir si es necesario tomar alguna medida previa al comienzo de las sesiones de depilación láser.

A continuación expondremos una lista de las condiciones médicas que pueden contraindicar un tratamiento de depilación láser:

  • Hirsutismo: El hirsutismo es el exceso de vello corporal. Puede ser un síntoma de una enfermedad médica relacionada con alguna anomalía hormonal, como por ejemplo el síndrome de ovario poliquístico. Si padeces hirsutismo, es conveniente que contactes con tu médico para que pueda diagnosticar correctamente el problema hormonal que subyace a tu exceso de vello y tratarlo adecuadamente.
  • Infecciones virales de herpes simple que sean crónicas o estén activas: En caso de sufrir alguna infección de este tipo, debes comunicárselo al especialista que va a aplicarte la depilación láser. Es conveniente que antes de comenzar el tratamiento pases varios días tomando medicación antiviral y que continúes el tratamiento al menos una semana más. Esto es primordial si sufres lesiones víricas en el área que planeas someter a la depilación láser.
  • Hipercicatrización: El especialista podrá informarte de los problemas que puedes tener si tu piel resulta dañada por el láser durante el tratamiento y aconsejarte sobre la conveniencia de iniciar o no dicho tratamiento.
  • Pieles quemadas o dañadas: Si tu piel está quemada por el sol o has tenido alguna cirugía como peelings químicos o cirugía láser, estos tratamientos no deben ser llevados a cabo.
  • Otras condiciones médicas que deben ser evaluadas con precaución son la soriasis, los problemas sanguíneos o las reacciones alérgicas severas.
  • Los medicamentos que estés consumiendo también pueden interferir en el tratamiento. El Accutane debe ser interrumpido seis meses antes de comenzar la depilación láser, ya que causa alta sensibilidad en la piel. Hay también drogas fotosensibles que se activan por la luz ultravioleta y que pueden estar contraindicadas. Los esteroides, los antibióticos y los analgésicos también pueden interferir en el tratamiento. .

Por ello debes informar al especialista que vaya a practicarte el tratamiento de tu historia médica y los fármacos que consumes en la actualidad. Con esta información el especialista podrá usar su experiencia y buen juicio para hacer el proceso lo más seguro posible para tu caso y decidir si tu condición física podría estar en riesgo por el tratamiento con láser.

También debes informar al especialista de cualquier procedimiento depilatorio que hayas llevado a cabo recientemente, como el uso de cera. Esto es importante ya que, para conseguir unos resultados óptimos con la depilación láser, es necesario que tengas folículos pilosos. Si te has depilado con cera recientemente o has utilizado algún otro procedimiento que arranque el pelo de raíz (como las pinzas), esto evitará que el tratamiento con láser pueda obtener buenos resultados.