Depilación láser en piernas

La depilación láser es una opción popular y efectiva para eliminar el vello no deseado de la zona de las piernas. El vello en las piernas, sobre todo en las mujeres, resulta poco atractivo y antiestético, por lo que la depilación láser de esta zona es de las más demandadas.

Como las piernas tienen una superficie relativamente grande, una sesión puede llevar como mínimo entre una hora y una hora y media y son necesarias entre cuatro y ocho sesiones para conseguir buenos resultados y que estos se mantengan a largo plazo.

El precio de las sesiones dependerá de la densidad y grosor del vello. Hay que tener cuidado con las ofertas que aparecen en algunos centros estéticos, ya que un precio bajo puede indicar que usan una tecnología desfasada o que su personal carece de experiencia. De hecho, acogerse a una de estas ofertas puede hacer que, al final del tratamiento, te des cuenta de que has tirado el dinero y que tienes que empezar de nuevo en un centro serio (eso siempre que hayas tenido suerte y la baja calidad del tratamiento no haya provocado efectos secundarios). Por ello es importante asegurarse de que estamos acudiendo a un centro médico que cuente con una tecnología actual y eficaz y con un equipo de profesionales cualificados.

Aunque el tratamiento de depilación láser puede parecer caro en un principio, hay que tener en cuenta el dinero y el tiempo que ahorraremos en el futuro sin tener que preocuparnos de utilizar cera, maquinillas, depiladoras… Por ello, debemos considerar la depilación de las piernas como una inversión.

Tras la depilación láser en las piernas, a pesar de que se puede volver a las actividades cotidianas de manera inmediata, la paciente debe evitar el contacto directo con la zona y el efecto de la luz directa del sol.